Conocidas las últimas noticias sobre el proyecto que la Diputación Provincial ha propuesto financiar en Elche, desde la plataforma Cívica Independiente Elche Piensa, la Asociación de Empresas de Servicios de Elche y Comarca (AESEC), la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE), el Círculo Empresarial de Elche y Comarca (CEDELCO), la Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado (AEC), la Asociación de Comerciantes del Centro de Elche (ACCE) y JOVEMPA Elche, queremos hacer públicas las siguientes reflexiones colectivas sobre el mismo:

  • Es fundamental que este proyecto quede al margen del debate político ante las próximas elecciones autonómicas y municipales.
  • El Ayuntamiento y la Diputación deben acordar de forma fehaciente que la inversión se realizará en los plazos acordados, independientemente de los resultados de las urnas, del modelo de gestión que se considere más idóneo y de la ubicación que se decida.
  • Dada la trascendencia que puede tener este proyecto para el desarrollo económico y social de Elche, creemos que la decisión debe tomarse después de una sosegada reflexión sobre el modelo más adecuado y sobre su emplazamiento.
  • El punto de partida para la planificación del proyecto debe ser la definición del tipo de instalaciones y el uso que vaya a prevalecer, bien sea un centro de congresos, un auditorio o un espacio mixto. Esta decisión previa determinará las características de la construcción y será muy relevante para concretar la ubicación.
  • Sería conveniente una primera aproximación a las dotaciones que tiene el territorio que va de Murcia a Benidorm, tanto en el ámbito cultural como congresual, para detectar las posibles oportunidades, asegurar que atiende una necesidad no cubierta y definir los aspectos que le darán carácter diferenciador y dinamizador de la economía, el empleo y el bienestar de la economía ilicitana.
  • Hay otros factores que también son relevantes para la toma de decisión como:
    • La incidencia de la construcción en el tráfico y el aparcamiento.
    • La cercanía y/o calidad de las conexiones con los servicios turísticos (alojamiento, restauración, ocio, cultura, deporte, comercio, etc) para asegurar que los usuarios tienen la oportunidad de visitar la ciudad, tener acceso a los servicios y realizar gasto en las empresas locales.
    • La estética del edificio, que en muchas ocasiones se convierten en símbolos de la ciudad o del espacio que lo circundan. En la mayoría de los casos generan en su entorno un área de esparcimiento de calidad.
    • Las propuestas que están ahora sobre la mesa no debe ser un factor limitativo, puesto que el término municipal puede ofrecer otras alternativas.