El empresario deja “un camino abierto” a la colaboración entre el órgano que preside y Elche Piensa para impulsar la integración de la universidad en la ciudad

Nota del 7 de octubre de 2019

El presidente del Consejo Social de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Joaquín Pérez Vázquez, fue el invitado a la tertulia de la plataforma cívica independiente Elche Piensa, celebrada el pasado viernes en el restaurante La Taula del hotel Milenio.

Durante el encuentro, los miembros del grupo pudieron conocer mejor cuál es el papel de dicho órgano de representación de la sociedad en la universidad y qué líneas de trabajo definirán la presidencia del empresario ilicitano, quien también fue presidente de la Entidad Urbanística de Conservación de Elche Parque Empresarial y, durante 10 años, vocal del consejo que ahora preside.

Tomando como punto de partida el planteamiento de Elche Piensa sobre la necesidad de que el Consejo Social desarrolle su función y consiga una integración real de la sociedad en la universidad y viceversa, Joaquín Pérez expresó su intención de contribuir a dicho objetivo a través del fomento de la participación entre el tejido social y la comunidad universitaria.

En este sentido, aún reconociendo que alcanzar esa meta no es tarea fácil, entre otras cosas, “por la falta de patrocinios y ayudas”, el presidente del Consejo Social afirmó que “con el nuevo rector y su equipo se pueden hacer muchas cosas”. Por ello, según dijo, más allá de las funciones administrativas propias del órgano dentro de la UMH, se apostará por un mayor acercamiento a las empresas mediante la firma de convenios, se pondrá en valor el conocimiento aplicado a través del recientemente creado Vicerrectorado de Transferencia e Intercambio de Conocimiento y se seguirá trabajando por el desarrollo de las cátedras y otros proyectos.

Al margen de las acciones antes citadas, la tertulia permitió dejar “un camino abierto” a la colaboración entre Elche Piensa y el Consejo Social, ofreciéndose la plataforma cívica a proponer ideas para evitar que la universidad viva aislada de la ciudad y la sociedad ilicitana. Algunas de estas, ya manifestadas in situ, consistieron en aumentar el papel de captación de fondos del Consejo, ofrecer el uso comercial o cultural de las instalaciones universitarias a la sociedad en general, implantar sedes universitarias en edificios emblemáticos de la ciudad o lograr que la entidad adopte oficialmente el nombre de Universidad Miguel Hernández de Elche, UMHE, pese a que, según Joaquín Pérez, “esto no suma ni aporta un valor extraordinario”.

A lo largo del encuentro también hubo tiempo para conocer qué opina Pérez, en su calidad también de presidente del círculo empresarial Cedelco, sobre cuestiones tan relevantes en la actualidad ilicitana como el modelo y la ubicación del nuevo centro de congresos o la solución al Mercado Central. Cuestiones estas, ante las que el invitado se mostró partidario de “aplicar el sentido común” y contar con “la opinión y el criterio de expertos” para, por fin, poder avanzar en ambos temas y “que se haga algo ya”.