El comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterrráneo asegura en la tertulia de Elche Piensa que la renovación de Cercanías y las conexiones con aeropuerto y la estación del AVE “están en estudio”

El comisionado del Gobierno de España para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, fue el invitado a la tertulia mensual de la plataforma cívica Elche Piensa, celebrada en el restaurante La Taula. El catedrático de Geografía Humana y ex secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio explicó durante su intervención la situación actual del proyecto de este gran eje vertebrador europeo, que “no solo busca favorecer el transporte de mercancías, sino también conectar a personas, ciudades y territorios”.

El Corredor Mediterráneo, que conecta en diferentes puntos a otros seis corredores europeos de mercancías, discurrirá a lo largo de más de 7.000 kilómetros de la ruta Almería-Valencia (ramal de la costa) / Algeciras-Madrid-Zaragoza (ramal central)-Barcelona-Marsella-Lyon, norte de Italia, Eslovenia, Croacia y Hungría hasta la frontera con Ucrania. España está incluida también en el Corredor Atlántico. “Tenemos que compatibilizar los distintos corredores para crear una nueva red de conectividad”, destacó Boira.

El comisionado hizo hincapié en este último concepto, ya que aseguró que “la conectividad será el nuevo paradigma del futuro; el objetivo será no quedarse aislado”. Añadió que el nuevo corredor ferroviario no quiere competir con el AVE en velocidad. “El motivo fundamental de esta gran actuación es la conectividad, la europeización de nuestro transporte, no la rapidez ni el tiempo”.

El municipio ilicitano está incluido en este nuevo eje europeo. “Elche tendrá AVE este verano y a medio plazo contará con una nueva línea de Cercanías electrificada, con ancho de vía internacional y conexiones con el aeropuerto y la estación de Alta Velocidad”. Boira añadió que el ministerio y Adif estudian el proyecto de modernización del tramo San Isidro-Alicante, aunque aseguró que no podía dar plazos para su materialización, pero sí que tenemos que tener presente que “el Corredor no es un enemigo de las Cercanías, sino un aliado”.