El rector electo de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMHE), Juan José Ruiz, fue el invitado a la tertulia de mayo de la plataforma cívica independiente Elche Piensa, celebrada en el restaurante La Taula del hotel Milenio el pasado viernes 10.

Durante el encuentro, el catedrático de Genética, vicerrector en funciones de Infraestructuras en la UMHE y ex director de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (EPSO), pudo escuchar las inquietudes del grupo cívico y dar a conocer cuál va a ser su proyecto al frente del nuevo cargo. Aclaró que, pese a ser tildado inicialmente de “continuista”, su gestión apostará por la innovación y no desestimará la integración, en la medida de lo posible, de todas las ideas que le sean propuestas.

Ruiz se mostró partidario de mantener un currículum en la universidad que le permita permanecer en el tercer puesto en Investigación y Desarrollo Tecnológico que actualmente ocupa en el ranking nacional. Para ello, reafirmó su apuesta por la creación de un vicerrectorado para la transferencia e intercambio de conocimientos. Apeló a la necesidad de analizar la implementación las titulaciones ofertadas desde el punto de vista de la “educación a la carta”, elaborando planes de estudio cuyas asignaturas se creen en función de las necesidades empresariales de la zona y de las posibilidades de su puesta en práctica posterior.

Ante la reivindicación que Elche Piensa mantiene sobre la necesaria integración de la universidad en la ciudad, tanto a nivel urbanístico como desde el punto de vista de la representación que el colectivo universitario y sus dirigentes deben tener en la sociedad ilicitana, el rector adelantó a los asistentes que en el próximo curso se trabajará por hacer que esa integración ciudad-universidad sea real, logrando que la ciudad esté presente en el campus y viceversa. Un objetivo que pasará, entre otras iniciativas, por la creación de un circuito de running diferencial interno que conecte con el de la ladera del río o la realización de cambios en la señalización de los accesos al recinto universitario para facilitar la entrada al mismo.

Siguiendo con la preocupación mostrada por Elche Piensa sobre la actual dispersión territorial de la institución en la ciudad, tanto geográfica como temáticamente, y apelando a la necesaria interacción que debe darse entre la propia universidad y los ámbitos empresarial, político y civil, Ruiz se comprometió a tener en cuenta cada idea. Prueba de ello fue la atención prestada durante la exposición que urbanistas de la plataforma le ofrecieron sobre las posibilidades de creación de un boulevard abierto y con servicios comerciales. Esta exposición dio pie al rector para desmentir que proyecte levantar un muro exterior del campus, aunque defendió que el perímetro de este sí debería estar delimitado por algún tipo de elemento que garantice la seguridad de las instalaciones a cualquier hora del día y al mismo tiempo facilite los accesos peatonales.

A lo largo de la tertulia también hubo tiempo para que Elche Piensa manifestase su petición de que institucionalmente la UMH pase a ser la UMHE (Universidad Miguel Hernández de Elche), como se contempla en su ley de creación, y pedir que la universidad y su comunidad se integren y apoyen el proyecto de la capitalidad verde europea “Elche 2030”. Temas a los que el rector no dudó en contestar, aclarando en primer lugar que el uso de UMHE no es viable en la actualidad por las delimitaciones que recogen los estatutos de la entidad en cuanto al uso de su acrónimo oficial. Respecto a la segunda petición, sostuvo que es necesaria “una universidad más verde” y que apostará por la investigación en esta línea, lo que ayudará a mantener o mejorar el actual puesto 120 que ocupa en el ranking Green Metrics a nivel internacional y el 10 en España.